Usted está aqui: Inicio /Vigilancia Tecnológica /Documentos de Interés

Salud y sostenibilidad en el mercado de refrescos, zumos y aguas


Descripción: La salud y la sostenibilidad se han vuelto una prioridad en el mercado de zumos y aguas y cada vez más las empresas intentan reducir el impacto ambiental y concienciar de la importancia de hidratrarse de forma adecuada a los consumidores. Para atender estas tendencias, los fabricantes incluyen entre sus innovaciones el desarrollo de bebidas funcionales, así como nuevos envases que apuestan por un menor peso, lo que unido procesos más ecoeficientes contribuye a un menor impacto medioambiental

Entre los capítulos tratados en la Asamblea anual de la Asociación de Bebidas Refrescantes (Anfabra) se profundizó en su primer estudio conjunto “Las bebidas refrescantes y el medio ambiente” que recoge una serie de compromisos a realizar hasta 2020. Entre ellos destacan la reducción de un 20% del ratio de consumo de agua y de energía. En el periodo 2010-2014 se ha alcanzado un ahorro energético del 20%, lo que supone haber logrado ya el objetivo marcado. En cuanto al ahorro del agua, se ha llegado al 13%, tomando como punto de referencia el año 2010.

En cuanto a los envases, desde el año 2000 hasta el 2014, ya se han aligerado entre un 13 y 16% (en función del tipo). Además, todos los envases de bebidas refrescantes son reciclables o reutilizables y se colabora para gestionar los que se depositan en los contenedores una vez consumido el producto.

Por su parte, los sectores de zumos y aguas están protagonizando en estos últimos años numerosas innovaciones que favorecen que la línea que les separa sea cada vez menor. Por ejemplo, y según informa el centro tecnológico Ainia, añadir agua de manantial en los zumos, es una buena alternativa para reducir el contenido de azúcar. Y, si además se incluye textura, son asociados como más saludables, teniendo en cuenta que el añadido de pulpa y fibra es una forma de disminuir el índice glicémico (IG), que está vinculado a un mayor riesgo de diabetes. Asimismo el agua aromatizada o saborizada con zumos de frutas es considerada como una alternativa sana entre los consumidores jóvenes. Sin olvidar el largo recorrido que tienen en el mercado las denominadas bebidas híbridas, gracias a sus beneficios saludables, tales como los zumos de fruta con té o con verduras; o las bebidas energéticas con chía, de coco… Además en su información al consumidor suelen incorporar su origen como garantía de calidad.

Fuente: Revista Tecnifood, Nº 104 (2016)