Usted está aqui: Inicio /Vigilancia Tecnológica /Noticias Agroalimentarias

La amenaza de las patentes de vegetales



Europa ha reconocido a un brécol y un tomate con características no fabricadas artificialmente, sino resultantes de procesos biológicos


Ante esta situación, las asociaciones que representan al sector productor Copa (Comité de las Organizaciones Profesionales Agrarias) y Cogeca (Confederación General de las Cooperativas Agrarias), han alertado contra el uso de este tipo de patentes.

El presidente del grupo de trabajo “Semillas” del Copa-Cogeca, Thor Kofoed, declara: “Un sistema de patentes en el sector agrícola europeo no ayudará a los agricultores a obtener mejores variedades de cultivo adaptadas a las condiciones locales. Por el contrario, dará lugar a una reducción del número de productos y de variedades y a costes adicionales. El Copa y la Cogeca están muy preocupados por el creciente número de patentes concedidas para plantas.”

Las dos patentes reconocidas por la Alta Cámara de Recursos de la Oficina Europea de Patentes (EPO, por sus siglas en inglés) son una de una empresa británica para el brécol que contiene una sustancia amarga anticancerígena y otra de una empresa israelí para el tomate 'arrugado' con bajo contenido de agua.

Para el Copa y la Cogeca lo grave es que las características específicas de estas plantas de brécol y tomate “no fueron inventadas o fabricadas artificialmente, sino que estuvieron presentes ya en las plantas madres silvestres y son el resultado de prácticas de cruce y selección, es decir, procesos esencialmente biológicos”.

Fuente: Revista Alimentaria