Usted está aqui: Inicio /Vigilancia Tecnológica /Noticias Agroalimentarias

Nueva tinta que cambia de color para las aplicaciones en autoclave


El proceso de autoclave se utiliza para ayudar a conservar verduras, legumbres, fruta, sopas, salsas, comida para bebés, carne y pescado, comidas preparadas y comida para animales de compañía. Con el fin de satisfacer los requisitos de codificación antes, durante y después del proceso de autoclave, una compañía especializada en codificación ha lanzado una nueva tinta que permite marcar códigos en los envases que cambian de color de forma perceptible, de rojo oscuro a rojo claro, cuando se exponen al calor y la humedad durante el proceso de autoclave. El cambio de color tiene lugar una vez que el material se ha sometido al proceso de autoclave durante varios minutos a 116-121 ºC (240-250 ºF). De este modo, los procesadores pueden determinar si un artículo se ha expuesto o no correctamente al proceso de autoclave. Las tintas, llamadas V476 y V521, han sido desarrolladas por Videojet y son compatibles con las impresoras de inyección de tinta continua (CIJ) de la serie 1000. Las nuevas tintas no contienen metiletilcetona ni metanol, ofrecen un visible cambio de color y reducen el difuminado del código en comparación con otras tintas termocromáticas. Sus principales usos son para envases de alimentos como latas metálicas, tarros de cristal, bolsas flexibles, cuencos de plástico y bandejas. También pueden utilizarse en aplicaciones farmacéuticas y del sector alimentario en las que se busca reducir determinadas emisiones de disolventes en las plantas, entre ellos, la metiletilcetona.

Fuente: Revista Alimentaria. 2015, nº 466