Usted está aqui: Inicio /Vigilancia Tecnológica /Noticias Agroalimentarias

* Programa para la sostenibilidad integral de la industria alimentaria, como medio para mejorar la productividad general del sector.


El pasado 10 de marzo el Secretario General de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, presentó el Programa para la Sostenibilidad Integral de la Industria Agroalimentaria. Este programa tiene como objetivo mejorar las condiciones económicas, sociales y ambientales del sector, fomentando la eficiencia y la creación de valor a través de una mejora de la sostenibilidad de la industria agroalimentaria en sus tres vertientes ambiental, social y económica.

Se pretende como objetivos secundarios:

•Establecer enlaces entre las distintas empresas y administraciones del sector de la industria agroalimentaria, facilitándoles un lugar en el que poder debatir sobre la sostenibilidad de dicho sector.

•Establecer herramientas de valoración de la sostenibilidad de la industria agroalimentaria.

•Posibilitar el establecimiento de esquemas de certificación de la sostenibilidad de la industria agroalimentaria.

•Grupo de seguimiento para la sostenibilidad integral de la industria agroalimentaria.

Según comunicó el portavoz, el MAGRAMA pone a disposición de la industria agroalimentaria un conjunto de instrumentos de gestión empresarial para que, cada una de las empresas participantes, puedan evaluar su sostenibilidad integral de partida y pueda mejorarla con el paso de los años en un proceso de mejora continua.

Si bien los avances conseguidos en esta área, en un periodo relativamente corto, han sido muchos, aún queda por hacer. Por ello la industria española de alimentación y bebidas se han planteado cinco retos a 2020 que abarcan los aspectos fundamentales para conseguir un crecimiento sostenible: alimentar a una población creciente en un entorno de escasez de recursos, gestionar el agua de un modo más sostenible, mantener la competitividad en un entorno de incertidumbre jurídica y dependencia energética, mejorar la eficiencia de procesos y la mitigación del cambio climático, y minimizar el impacto ambiental de los envases.

Fuente: FIAB