Usted está aqui: Inicio /Vigilancia Tecnológica /Noticias Agroalimentarias

* Publicada la recomendación sobre el plan de control coordinado para establecer la prevalencia de prácticas fraudulentas en el comercio de determinados productos


Con fecha de hoy, 21 de febrero se ha publicado en el DOUE la Recomendación sobre el Plan coordinado de control para establecer la prevalencia de prácticas fraudulentas en el comercio de determinados productos y la Decisión relativa a la financiación europea de dicho plan.

El plan coordinado aborda 2 actuaciones: por una parte la detección de ADN equino en productos cárnicos etiquetados o comercializados como preparados cárnicos de vacuno y por otra el control de carne de caballo destinada a consumo humano.

Con la primera se pretende detectar la existencia de posibles fraudes al consumidor al incorporar carne de caballo en preparados cárnicos de vacuno sin indicarlo en su etiquetado. Para ello, se van a llevar a cabo analíticas de detección de ADN equino en función de los criterios establecidos en la Recomendación. En este caso, España va a realizar un total de 150 muestras tomadas en establecimientos de venta al por menor (supermercado, tiendas de barrio, carnicerías) aunque podrán también extenderse a otros establecimientos como almacenes frigoríficos, que serán analizadas en los laboratorios designados al efecto.

Con la segunda acción se pretende detectar la posible presencia de residuos de fenilbutazona en carne de caballo. Las muestras deberán tomarse en establecimientos donde se manipule o reciba este tipo de producto como mataderos y puestos de inspección fronterizos. Se recomienda tomar un mínimo de 1 muestra por cada 50 toneladas de producto, con un mínimo de 5 muestras por EEMM. En este caso España va a tomar 115 muestras distribuidas por Comunidades Autónomas en función de sus respectivas producciones que serán analizadas en el laboratorio designado al efecto

Ambas acciones deben llevarse a cabo a lo largo del mes de marzo y deberá comunicarse el resultado de las mismas 15 días después de finalizado al plazo de realización.

Los estados miembros deberán comunicar de inmediato y a través del Sistema de Alerta Rápida para alimentos y piensos comunitario los resultados positivos y los datos correspondientes al seguimiento de los mismos.

La Unión Europea financiará el 75% de los gastos originados por el plan de control.

Para abordar todos los aspectos anteriormente señalados, desde esta Agencia se está trabajando de forma conjunta con el Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente y con el Instituto Nacional del Consumo.

Fuente: AESAN