Usted está aqui: Inicio /Vigilancia Tecnológica /Noticias Agroalimentarias

* Aceite en polvo para enriquecer alimentos


La microencapsulación de aceites vegetales ricos en grasas insaturadas aporta un aceite en polvo que, añadido a las mezclas alimentarias, las hace más saludables

En alimentación, la microencapsulación es una técnica que se aplica para preservar y proteger algunos ingredientes y crear micropartículas, del tamaño de micras, que confieren un aspecto de polvo. Una investigación realizada en el Departamento de Química Analítica de la Universidad de Extremadura (UEx) ha tenido como objetivo obtener, mediante microencapsulación, un ingrediente, el aceite en polvo, para añadir a mezclas alimentarias y enriquecerlas. La naturaleza de los aceites vegetales encapsulados elegidos, de oliva virgen y nuez, proporciona grasas insaturadas muy estables y tan saludables como antes del tratamiento. Desde la UEx señalan que el trabajo ha pretendido buscar la optimización de este proceso en los aceites vegetales y valorar la vida útil de estas grasas y su efecto beneficioso en el organismo tras el tratamiento.
El microencapsulamiento de grasas vegetales como el aceite de oliva o de nuez proporciona un aceite en polvo igual de beneficioso para la salud que el aceite en estado líquido. Los expertos estimaban fundamental comprobar que los beneficios que aportan las grasas buenas al organismo no se pierden durante la transformación de los aceites y el citado estudio así lo demostró. La microencapsulación es una herramienta muy útil para agregar a mezclas alimentarias aceites saludables, como el de oliva virgen extra o el de nuez. Ambos son muy ricos en ácidos grasos esenciales omega 3 y 6, reconocidos por su efecto beneficioso tanto en el sistema cardiovascular como inmunológico.

Fuente: Eroski Consumer