Usted está aqui: Inicio /Vigilancia Tecnológica /Noticias Agroalimentarias

EFSA reevalúa la lista de aditivos empleados por la industria alimentaria europea


Los avances científicos sugieren que el consumo de algunos de ellos no es recomendable

La Unión Europea (UE) lleva varias décadas gestionando un sistema de seguridad alimentaria que ayuda a garantizar que los consumidores estén protegidos de posibles riesgos relacionados con los alimentos.

Sin embargo, la población europea no deja de expresar su preocupación con respecto a la seguridad de los alimentos que consume.

Entre las preocupaciones de los consumidores europeos se encuentran los posibles efectos adversos de los aditivos alimentarios como los colorantes, los conservantes y los aromatizantes.

En 2010 la presencia de estas sustancias en los alimentos fue una preocupación para el 66% de los europeos, lo cual representa un incremento del 5% con respecto a 2005.

La aprobación en manos de la EFSA

La European Food Safety Authority (EFSA) debe evaluar todos los aditivos que utiliza la industria alimentaria europea.

La aprobación de la EFSA es obligatoria para la inclusión de las sustancias en el listado oficial de aditivos considerados seguros para la salud humana por la Unión Europea.

En ocasiones la EFSA ha tenido que revisar y actualizar valoraciones anteriores con el propósito de tener en cuenta nueva información científica que apunte hacia la identificación de posibles riesgos para la salud humana.

Reevaluación en marcha

En 2020 la EFSA tendrá que haber revisado la seguridad de todos los aditivos aprobados hasta el momento tras tener en cuenta los conocimientos científicos más recientes, lo cual puede generar modificaciones en la lista europea con el propósito de proteger al consumidor.

Existen miles de manera de utilizar los aditivos en la fabricación de alimentos y bebidas.

La legislación europea definió un calendario para la reevaluación así como los criterios para el establecimiento de prioridades, que se enfocan en aquellos casos en los que hay alguna evidencia científica nueva que encienda las alarmas.

El funcionamiento del calendario se basa en la organización de estas sustancias por categorías, para lo cual la Unión Europea definió 26 clases funcionales de aditivos alimentarios que incluyen colorantes, edulcorantes, conservantes, emulgentes, antioxidantes, agentes de recubrimiento y otros.

La reevaluación empezó con los colorantes, que fueron los primeros aditivos cuyo uso se autorizó en la Unión Europea.

Como el uso de muchos endulzantes se aprobó mucho después, éstos serán reevaluados después de 2015.

...

Fuente: Club Darwin