Usted está aqui: Inicio /Vigilancia Tecnológica /Noticias Agroalimentarias

La inversión en el sector alimentario repuntó un 9% en 2010


Los fabricantes de alimentación y bebidas realizaron inversiones en inmovilizado por valor de 1.833 M€ en 2010, lo que supone un incremento del 9% respecto al ejercicio previo. Un avance importante, aunque se mantiene lejos aún de los presupuestos que se manejaron entre 2000 y 2008, que oscilaban entre los 2.800 y los 3.200 M€ anuales.
De igual manera, de cara al presente ejercicio las empresas han adelantado proyectos por valor de 872 M€, un 5% más que hace un año pero por debajo de los 1.000 M€, que se mantuvo como el umbral mínimo para este indicador adelantado en los ocho primeros años de la pasada década.

Son datos procedentes de las bases de datos Alimarket 2011, en este caso de las correspondientes a Alimentación Perecedera, Alimentación No Perecedera y Bebidas, que recogen información individualizada sobre 5.700 fabricantes alimentarios.


Los cárnicos, en cabeza


A la cabeza de la industria alimentaria se mantiene, un año más, el sector cárnico con unos ingresos superiores a los 17.000 M€, seguido del hortofrutícola. Este último encabeza la nómina de empleadores, con 80.000 empleos directos; del uso intensivo de mano de obra es característico también de la industria conservera, con 30.000 trabajadores en la actualidad.
Al igual que ha sucedido en otras áreas de la economía, el sector alimentario creció en 2010 principalmente en los mercados exteriores. La actividad exportadora consiguió paliar así la debilidad de la demanda interior, especialmente alicaída en los canales extradomésticos.
De hecho, las exportaciones crecieron en este periodo por encima del 8% hasta rondar los 27.000 M€, colocando el superávit comercial por encima de los 6.000 M. El saldo exportador es favorable a la industria nacional en todos los sectores con la excepción de bebidas sin alcohol, especias, salsas y condimentos y el capítulo que agrupa al resto de sectores. Como es habitual, el sector hortofrutícola encabezó las ventas (supone un tercio del total), secundado por cárnicos y pescados, con crecimientos de entre el 5-10% respecto al ejercicio anterior.


Si individualizamos el comportamiento exterior por empresas, nos encontramos que por delante de las compañías de estos sectores se encuentran las multinacionales españolas, que han conseguido una alta internacionalización de su negocio en los últimos años. El top ten exportador queda compuesto por Ebro, Campofrío, Deóleo, Pescanova, AMC Grupo Alimentación, Nestlé España, Anecoop, el grupo Calvo, Borges Mediterranean Group, Edeka Fruchtkontor, Corporación Agrolimen, J. García Carrión, Bunge Ibérica, Natra y Sanlúcar Fruit.


Acento español


La alimentaria no sólo es la primera industria manufacturera de España y una de las pocas que puede presumir de una balanza comercial positiva. También es un negocio que sigue mayoritariamente en manos de compañías nacionales. El 70% de la facturación sectorial correspondió a empresas de capital íntegramente español; el 6,9% a compañías con presencia de accionistas extranjeros con participaciones inferiores al 50%; y el 23% a sociedades mayoritariamente en manos de corporaciones extranjeras.
Y es un negocio sustentado mayoritariamente por pymes. Aunque los 50 principales operadores controlan un tercio de la facturación sectorial, hay que descender hasta las 1.500 primeras compañías para conseguir una cuota del 90%. Y en términos de empleo la atomización es aún mayor, ya que el top 50 genera sólo la cuarta parte del empleo.
Centrar la atención sólo en los grandes operadores da una imagen muy imprecisa del sector alimentario. Hay 126 compañías que facturan más de 150 M€ y 977 con ventas de más de 20 M€. O como suele decirse con sorna en el sector, hay mucha vida fuera del Ibex 35.

Fuente: Alimarket (22/09/2011)