Usted está aqui: Inicio /Vigilancia Tecnológica /Noticias Agroalimentarias

Una dieta con nueces podría ayudar a combatir el cáncer de próstata


El nuevo estudio, liderado por el doctor Paul Davis de la Universidad de California, muestra que la enfermedad tiene menor incidencia y los tumores se desarrollan más lentamente en ratones alimentados con el equivalente a 85 g de nueces al día.

Un nuevo estudio publicado por el British Journal of Nutrition señala que las nueces podrían ayudar a reducir el riesgo de sufrir cáncer de próstata. La investigación, encabezada por el doctor Paul Davis, de la Universidad de California, y en la que también ha participado el Centro de Investigación de la Región Oeste del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de Albany, muestra que los tumores de próstata presentes en ratones alimentados con el equivalente a 85 g de nueces al día eran un 50% más pequeños y crecían un 30% más lentamente que los tumores en los ratones del grupo de control.

Además, en los ratones que fueron alimentados con nueces se registraron otros beneficios: se redujo el factor de crecimiento análogo a la insulina-1 (IGF-1), un biomarcador asociado con el cáncer de próstata; presentaban niveles inferiores de colesterol LDL (o colesterol malo), así como marcadas diferencias en la forma en la que el hígado, una gran fuente de IGF-1 y colesterol, metabolizó la dieta de nueces respecto a la dieta control, pese a sus similitudes nutricionales.

El doctor Davis se muestra “optimista sobre los beneficios de las nueces tanto a la hora de evitar el cáncer como a la de ralentizar su crecimiento” gracias a su investigación y por ello recomienda “incluir este fruto seco en una dieta equilibrada junto con muchas frutas y verduras”. Según Davis, los resultados del estudio son fruto de los múltiples componentes saludables que contienen las nueces y que actúan de forma conjunta: “Las nueces son un alimento completo que proporciona múltiples sustancias saludables al organismo, entre ellas ácidos grasos Omega 3, gama tocoferol (un tipo de Vitamina E), polifenoles y antioxidantes, que actúan de forma sinérgica”, subraya.

Estudios previos en ratones con cáncer de mama realizados por la Universidad Marshall reportaron resultados similares al ralentizar el crecimiento de los tumores, con lo que los efectos de las nueces como arma contra el cáncer se confirman, añadiéndose a los beneficios probados para la salud del corazón.

Fuente: Agroterra