El futuro de la alimentación ya está aquí: Alimentación personalizada

En el siglo XXI se supone generalizado el aumento de la sensibilización por el bienestar de las personas. Se detectan dolencias vinculadas a una mala nutrición y los consumidores atienden con interés los temas de salud. En consecuencia, las industrias alimentarias han puesto el foco en la “necesidades nutricionales específicas” de su cliente objetivo y demandan soluciones científico-tecnológicas adecuadas.

Ante dicho panorama, diversos grupos de investigación basan sus propuestas de mejora de la alimentación en establecer relaciones sinérgicas entre los propios alimentos para obtener resultados idóneos, sin recurrir a suplementos de dudosa eficacia. En definitiva, nos encontramos ante el desiderátum de encontrar “Alimentos personalizados “que, ante todo, destaquen por ser “verdaderamente saludables”.

¿Qué es la Nutrición Personalizada o Nutrición de Precisión?

Pues, precisamente, en opinión de quien escribe, el concepto deriva del párrafo anterior y podría concretarse en la actividad (o técnica) consistente con el dicho hipocrático:

«Que la comida sea tu alimento y el alimento, tu medicina».

 Se anotan, en cualquier caso, algunas de las definiciones que encontramos en la literatura especializada.

Según la comunidad Foodvalley (2021)

«La nutrición personalizada podría ser un servicio o un producto. Utiliza información específica del individuo, se basa en la ciencia apoyada en la evidencia y tiene el objetivo de dar a los consumidores el control y promover un cambio de comportamiento dietético positivo y sostenible. Esto puede resultar en beneficios medibles para objetivos personales como la mejora de la salud y el mantenimiento de la salud, o beneficios específicos de la enfermedad.

Otro enfoque más complejo es el que ofrece la Dra. Dolors Corella (Univ. Valencia, 2021) que dice:

La nutrición de precisión es difícil de definir y se han publicado muchas revisiones sobre este concepto, pero, en términos generales, todos aceptamos la idea de que, para lograr una mejor prevención y tratamiento de enfermedades, personalizar las recomendaciones dietéticas en lugar de una talla única, es el camino a seguir. Al principio nos centramos en el genoma y, básicamente, solo se tuvo en cuenta la composición genética del individuo cuando se habla de nutrición personalizada.

En los últimos años, se han añadido más características, incluyendo otras ómicas (epigenómica, metabolómica, metagenómica, etc.)

 Objetivos:

Un objetivo principal del campo de la nutrición de precisión es optimizar la respuesta metabólica en individuos o subgrupos de población a través de enfoques dietéticos personalizados para promover la salud y prevenir enfermedades.

Muchos factores, incluidos todos los niveles de influencia mencionados anteriormente, afectan las respuestas fisiológicas de los individuos a la dieta.

La ciencia de la nutrición de precisión permite recomendaciones dietéticas individualizadas o terapias basadas en estos factores.

También se centrará en las enfermedades crónicas relacionadas con la dieta y cómo la inteligencia artificial (IA) y las técnicas de aprendizaje profundo pueden utilizarse para generar recomendaciones y algoritmos dietéticos individualizados.

Las oportunidades para la investigación y la formación de la próxima generación de futuros investigadores en el campo de la nutrición de precisión son claras.

Lo prolijo de las citas bibliográficas da idea de la gran dificultad de aplicación a nivel general de la “Nutrición Personalizada o Nutrición de Precisión”. Para una población dada, en principio, sería necesario realizar análisis a sus individuos para conocer su dotación genética, su bioma, su metabolismo, su entorno ambiental, etc., así como hacer el seguimiento de las respuestas que se produzcan ante las sucesivas indicaciones dietéticas. Todo ello supone una importante cesión de datos a las plataformas digitales que intervengan en el proceso (sistema sanitario, dietistas, proveedores de equipos de medición individual portátiles, proveedores de alimentos personalizados, etc.) con las consiguientes implicaciones.

La conclusión es que estamos en el inicio de un largo y difícil camino, no por ello desdeñable, que presentará etapas parciales de acuerdo a los avances científicos y tecnológicos (éxitos), que podrán ser aprovechadas como fuente de desarrollo de productos alimenticios personalizados, al menos para una parte de la población, partiendo de una segmentación en base a criterios basados en datos/resultados de pruebas científicas.

Ánimo no nos faltará, pero los medios para tamaña tarea habrá que buscarlos en la colaboración entre Administraciones, Universidades, Centros Tecnológicos y de Investigación e Industria privada, porque el resultado, seguro, merecerá la pena.

Francisco A. Serrano

Consultor y miembro de Allfoodexperts

Artículo publicado en la revista CTC Alimentación Nº 76

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Post relacionados