IFS 7, nuevos requisitos para adaptarse a las tendencias del sector /David Verano. Director de IA AENOR

08/01/2021

Acaba de publicarse la séptima versión del Protocolo International Food Standard (IFS), que entrará en vigor el próximo 1 de marzo de 2021. Los principales cambios pasan por la introducción de novedades en materia de trazabilidad, comunicación de incidentes, vigilancia ambiental y cultura alimentaria. Se trata de requisitos alineados con las pautas de Global Food Safety Initiative (GFSI) cuyo objetivo es mejorar los conceptos de seguridad alimentaria y control de la calidad, adaptándose a las nuevas tendencias del sector.

En 2019 se cumplió el 50º aniversario de la publicación del Sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC) en base al Codex Alimentarius, pilar básico de cualquier sistema de inocuidad alimentaria. En estos 50 años los Sistemas de Gestión de Calidad y Seguridad Alimentaria han sufrido una evolución a sistemas que gestionan no sólo los riesgos sectoriales, sino aquellos introducidos en la cadena alimentaria de forma intencionada; bien para obtener una ganancia económica (fraude alimentario) o para provocar una contaminación intencionada en la cadena alimentaria (Food Defense).

Asimismo, la pandemia ocasionada por el COVID-19 ha vuelto a demostrar la importancia de la salud pública. En este sentido, la seguridad alimentaria, que el consumidor daba por cubierta, vuelve a ocupar una parte importante en el acto de compra. La Plataforma de Confianza de AENOR “Renovar la Cadena de Alimentación”, siempre con el foco puesto en el propósito de generar confianza entre empresas y personas, ofrece soluciones en materia de seguridad alimentaria, como las certificaciones del Protocolo IFSProtocolo BRCISO 22000 o FSSC, que juegan un papel fundamental en el sector y ayudan a las organizaciones de la cadena alimentaria a ser más competitivas.

En la actualidad, la certificación del Protocolo IFS tiene una importancia destacada para las empresas alimentarias españolas. Y es que España, tras Reino Unido, es el país miembro de la Unión Europea (UE) con mayor porcentaje de Marca de Distribuidor (MDD) por encima del 40 % de las ventas totales en gran consumo. Además, este protocolo se convierte en un requisito clave para exportar alimentos a países de la UE o a países terceros gracias a su homologación con Global Food Safety Initiative (GFSI).

Es precisamente por la publicación del documento Benchmarking GFSI 2020 por lo que se ha estado revisando el Protocolo IFS durante los dos últimos años para poder publicar ahora una nueva versión.

La nueva versión 7 del Protocolo IFS, publicada en el mes de octubre, entrará en vigor el próximo 1 de marzo de 2021 siendo obligatoria su aplicación a partir del 1 de julio. Los principales cambios pasan por la introducción de novedades en materia de trazabilidad, comunicación de incidentes, vigilancia ambiental y cultura alimentaria; todos ellos requisitos alineados con las pautas de GFSI.

Si te interesa este artículo puedes seguir leyendo en el enlace AENOR: Ver Noticia Completa

Fuente: Revista AENOR. nº 364. Diciembre 2020